De un tiempo a esta parte se ha comenzado a revelar el poder de la mente desde lado científico, porque durante mucho tiempo la gestión de los pensamientos y emociones, para la generación de realidades distintas o resultados diferentes en nuestras vidas, solo estaba asociada al mundo espiritual o “esotérico”.

Hoy en día la física cuántica demuestra rotundamente que existe una correspondencia entre tus pensamientos, tus emociones y tu realidad. Es decir, cada circunstancia de tu vida ha sido creada en algún nivel de pensamiento y emoción. Y así corrobora los postulados de la Programación Neuro-Lingüística (PNL).

Uno de los experimentos más conocidos es colocar personas durante unos minutos con pensamientos y emociones de amor alrededor de una vasija de agua y luego hacer lo mismo con la cólera. Se pudo comprobar que el amor provocaba una composición molecular armónica, mientras que la cólera una caótica. Te invito a que hagas la prueba y observes como se modifica la apariencia del agua.

Ahora, si nuestro cuerpo está conformado por el 75% de agua ¿te imaginas cómo influye cada pensamiento y emoción en ti? Recuerda tus pensamientos y emociones emiten ondas de información y se cada una de ellas se encuentran en el en el universo, aunque tu no las veas.

Tu mundo exterior es el reflejo de mundo interior

¿Cómo cambiar mi mundo interior?

Tu mundo interior es un espacio donde están tus pensamientos y tus emociones. Lo que piensas, lo que sientes, lo que ves y lo que escuchas dentro de ti definen tus resultados en las diferentes dimensiones de tu vida.

Te pregunto ¿eres consciente de todo lo que sucede en tu mente? ¿te has percatado de cada pensamiento y emoción que generas? ¿sabías que diariamente tenemos 60 mil pensamientos?

Para la Programación Neuro-Lingüística (PNL), tu primer gran paso para cambiar tu mundo interior es siendo consciente de que existe y, el segundo, poniéndole atención a tus pensamientos y emociones. Luego, te preguntas con total honestidad y conexión contigo mismo ¿estos pensamientos y emociones suman a mi vida? Y si no suman a tu vida empiezas a modificar o reemplazar los pensamientos y emociones que consideres convenientes con compromiso y decisión.

Y aquí en este punto quiero ser claro, este trabajo debes realizarlo de manera continua, si solo lo haces por un tiempo, los efectos serán mínimos. Es importante que sepas que la gestión de tus pensamientos y emociones es un hábito que tienes que cultivar si es que quieres realmente tus resultados en tu vida.

Dependiendo de cómo te encuentres interiormente, así mirarás, sentirás y escucharás al mundo. Por eso si quieres saber cómo está tu mundo interior, pregúntate ¿qué pienso de mi mundo en el amor, la salud y el dinero?

¿Quieres cambiar tu mundo? Primero cambia TÚ interiormente. Carl Gustav Jung decía que todos nuestros juicios sobre nuestro entorno, es una proyección de lo que somos interiormente.

Entonces, ya sabes qué hacer de ahora en adelante. Te dejo un video donde exploro este tema desde la Programación Neuro-Lingüística (PNL):

VIDEO: Tu mundo exterior es el reflejo de mundo interior

Si sentiste o viste que este artículo es útil, compártelo en tus redes sociales favoritas :)

Javier

javier@javierparedes.com

Comentarios