¿Cómo aparece la sombra en nuestras vidas?

A todos alguna vez nos ha pasado que el comportamiento de una persona nos ha molestado de manera exagerada o hemos reprimido una emoción porque creíamos que no era “correcta” expresarla en ese momento.

Quizá te has preguntado por qué y para qué suceden estas circunstancias. ¿Tendrán relación ambas situaciones? ¿tiene que ver conmigo ese sentimiento exagerado? ¿a dónde van todas esas emociones que contengo?

Emociones reprimidas

¿Qué sucede con mis emociones reprimidas?

Es bueno que sepas que todas esas emociones que rechazaste o negaste, siguen en ti y se muestran a través de la percepción que tienes sobre un hecho, objeto, persona o idea. Es decir, tu mundo exterior está reflejando todo aquello que sucede en tu interior.

Ahora te pregunto ¿cuántas veces tuviste odio, rabia, ira, cólera, tristeza o miedo y no lo expresaste o no lo aceptaste o peor aún te condenaste por sentirlo? ¿Qué piensas de estas emociones? ¿son buenas? ¿son malas?

La emoción simplemente es una energía que impulsa la dinámica de nuestras vidas, por ello, hay que dejarlas que fluyan, porque aunque las quieras esconder, aparecerán como aspectos ocultos en ti que proyectarás y señalarás en los demás.

reprimir emociones

¿Qué es la sombra?

A estos aspectos ocultos, el psicólogo suizo Carl Jung los llamaba la sombra y decía que: “La sombra describe la parte de la psique que un individuo preferiría no tener presente. Contiene las partes negadas del yo. Y debido a que el yo contiene tales aspectos, éstos emergen de una forma u otra”.

 ¿Y puedes imaginarte qué creencias subyacen a nuestra sombra? Te detallo algunas:

- “Mi familia y mis amigos no me aceptaran como realmente soy”

- “Tengo algo malo en mi”

- “No estoy bien”

- “No les caigo bien”

- “Si digo lo que pienso y expreso lo que siento, se burlarán de mi”

- “No merezco que me quieran como soy”

- “No valgo la pena”

¿Cómo reconozco a mi sombra?

Para ocultar a la sombra utilizamos máscaras, aunque Carl Jung agregaba que jamás podrás esconderte de tu sombra porque siempre habrán personas para mostrártelas y por ende para que te hagas consciente de todas tus emociones reprimidas.

¿Quiénes son esas personas que me mostrarán mi sombra? Todas aquellas a las que condenas, enjuicias, culpas, censuras, maldices, criticas, repruebas o sentencias.

Integrar la sombra nos libera

El Buda también lo decía: “Todo lo que te molesta de otros seres, es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo”. Aceptar nuestra sombra implica integrarla como parte de nuestro ser.

Indudablemente, este proceso nos hace conscientes de quienes somos, tanto de nuestra luz como de nuestra oscuridad, recuperando la libertad para transformar nuestras vidas, porque no hay nada externo a nosotros que pueda hacernos daño, salvo nuestros propios pensamientos.

La sombra

Beneficios de integrar nuestra sombra

Integrar a la sombra como parte nuestra nos permite:

- Conocernos y aceptarnos tal y como somos.

- Liberarnos de culpas por experimentar emociones.

- Aprender a transmutar las emociones.

- Vivir en gratitud al mundo.

Nuestra sombra es una oportunidad para aumentar nuestra calidad de vida. ¿Estas dispuesto a explorar las profundidades de tu sombra?. Recuerda, Carl Jung decía: “Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz, sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino”.

Pasos para integrar a tu sombra:

1.- Reconoce a la persona y/o situación que provoca sentimientos exagerados, enfados desproporcionados, confusión, decepción y/o juicios tóxicos.

2.- Pregúntate ¿qué sientes? ¿Qué emoción te provoca esta situación y/o persona?

3.- Invierte la proyección de tu sombra en ti y encuentra ejemplos concretos de cómo se encuentra en tu vida.

4.- Enumera las acciones que realizarás para transformar tu sombra.

5.- Expresa gratitud con aquella persona y/o situación que te mostró tu sombra.

Ejemplo practico:

A.- Si mi sombra proyectada a través de un pensamiento, juicio y emoción fue: “siento mucha rabia por Ana porque es una desconsiderada conmigo y siempre me humilla.”

B.- Entonces, me pregunto ¿en qué situaciones yo soy desconsiderado conmigo mismo?. La respuesta puede ser “soy desconsiderado conmigo porque cada vez que me equivoco me humillo, me insulto, etc.”

C.- Me comprometo a: (i) quererme y respetarme cada vez que me equivoque, (ii) aceptar mis resultados y entender que todo es aprendizaje.

D.- Con los ojos cerrados agradezco desde el fondo de mi corazón a esa persona y/o situación por haberme mostrado un aspecto de mi que desconozco.

¡Que la cita con tu sombra sea placentera y llena de gratitud!

¡Un abrazo!

Javier

javier@javierparedes.com

Comentarios